Balances de auditoria

Auditoria del Balance

El balance de situación de una empresa

El balance es un estado principal que forma parte de las cuentas anuales (Artículo 34 del Código de Comercio) y la memoria amplia la información que contiene el Balance, para explicarnos mejor la memoria son las letras del balance que son los números. El desarrollo de la estructura del balance se desarrolla en el Plan General de Contabilidad, por lo tanto, le son de aplicación las Normas de Elaboración de las Cuentas Anuales (NECA) y contenido de la memoria en lo que al balance se refieran.

El balance debe incorporar todos los desgloses que permitan al usuario entender la información relativa a tal estado, obviándose aquellas notas relativas a la cuenta de pérdidas y ganancias y otros estados. Por lo tanto, se incluirán junto al balance las notas explicativas y otros desgloses, entre otros, sobre los movimientos del patrimonio neto, que correspondan, así como aquellos otros movimientos que se consideren importantes para la comprensión de la situación financiera y patrimonial. Dado que el balance es un estado aislado que no configura por si mismo unas cuentas anuales, se podrá prescindir de todas las notas relativas que no describen la situación financiera y patrimonial, por lo que tampoco será necesario incluir las notas relativas a la remuneración de los administradores, honorarios de los auditores (obviamente, si no está sujeto a auditoría), sexo de los empleados y conflicto de intereses de los consejeros. Como cifras comparativas del balance se presentarán las correspondientes al cierre del ejercicio anterior.

La Auditoría de un balance intermedio

Para entidades no sujetas a auditoría de cuentas anuales o bien obligadas a auditoría puede ser habitual, y hablamos en el entorno de empresas no sujetas a regulaciones específicas, que se proceda a la preparación de un balance intermedio, con las correspondientes notas explicativas, y que dicho balance sea sometido a auditoría.

Ello puede producirse por circunstancias:

–   Voluntarias, a fin de que la Dirección de la entidad disponga de la evolución de la situación financiera durante el ejercicio.

Obligatoria o Legal, para aquellos casos en que se requiere un balance auditado a los efectos de su incorporación en un documento público.

Ello no implica, que a efectos internos, también se pueda efectuar la auditoría de un balance y notas explicativas al cierre de un ejercicio, independientemente de la presentación de las estatutarias cuentas anuales.